Una caribeña en Rio de Janeiro

Desde que tengo uso de razón Rio es una ciudad que ha estado siempre presente en mi lista de lugares para visitar. Sus paisajes, sus playas, su gran ciudad y sobre todo su gente eran cosas que ansiaba conocer desde hace mucho tiempo. La semana pasada cumplí mi cumpleaños número 30 y decidí celebrarlo ahí, en la ciudad maravillosa de Rio de Janeiro.

Estas minivacaciones llegaron en el momento justo. Necesitaba salir un poco de la caótica Buenos Aires y regresar a conectarme con el mar. La idea era recorrer la ciudad lo mas posible pero nos sentimos imantados al mar y pasamos mucho mas tiempo en la playa! Estábamos hospedados en Copacabana, justo frente a la playa, solo teníamos que agarrar nuestras Havaianas, el bronceador, y la mantita para tirarnos por ahí.

Todos nos avisaron que Rio es una ciudad extremadamente peligrosa y que teníamos que andar con muchísimo cuidado, pero la verdad es que para nosotros, un argentino y una dominicana nos pareció bastante NORMAL. Nunca vimos ni siquiera un intento de asalto, todo lo contrario, nos vimos totalmente ayudados y hasta cuidados por los cariocas. Creo que cualquier latinoamericano tiene mas o menos claro como cuidarse mientras está en la calle, de igual manera, salimos siempre con lo justo y necesario, llaves, un poco de dinero y solo aveces el celular si volvíamos tarde para usar uber.

Mas que agradecida con esta ciudad por permitirme conocerla, mas que agradecida por estas 3 hermosas décadas de ups and downs pero siempre mas ups! Un sueño cumplido, una experiencia inolvidable que llegó en el momento justo y que sin duda repetiré!

Muito obrigada Rio de Janeiro, eu te amei!

Una Caribeña en Paraguay

Gracias a mi trabajo pude visitar la ciudad de Asunción  para la Feria Internacional de Turismo del Paraguay nuevamente este año. Comí chipá todos los días, probé el chipá guasú y la sopa paraguaya por primera vez, tomé tereré y también comí mi comida favorita de este hermoso país, el mbeju.

Asunción es como el caribe en suramerica, 36 grados nos recibieron a la llegada. A pesar de ser mi 3era visita nunca había podido conocer prácticamente nada, normalmente cuando tengo viajes de trabajo son por periodos muy cortos y agendas super llenas que lamentablemente no me permiten hacer mucho. Esta vez nos tomamos unas horitas para hacer un city tour y tener por lo menos un pantallazo general.  Conocí el centro histórico, la Costanera y el pintoresco barrio San Jerónimo. Ya voy a tener que tomarme vacaciones para conocer con mas detalles esta ciudad y a visitar a los amigos que ya me han dado estos viajes.

Agradecida de la vida por permitirme conocer otras culturas. Agradecida de la increíble amabilidad de los paraguayos, sinceramente puedo decir que me sentí como en casa. (El calor ayuda bastante también jeje)

Por mas intercambios de culturas, y por mas comida con Yuca!!!

 

Una Caribeña Costa del Este

Vivo en una gran ciudad, en Buenos Aires, en donde hay cada vez mas personas, mas autos, mas edificios y claramente mas contaminación. No se si el hecho de haber crecido en una isla me ha hecho enamorarme de la naturaleza mientras mas avanza el tiempo. Tal vez la extraño, tal vez vive dentro de mi. La cosa es que mientras estoy en la ciudad siempre me quedo encantada con las plantas que encuentro en la calle. En un muro, en una plaza, en un terreno o en un vivero.

Pero siempre trato de escaparme un poco de la ciudad y apreciar la naturaleza en otro lugar. Estas fotos las tomé en Costa del Este en el Partido de la Costa. Un lugar super pequeño que en enero y febrero explota pero que en pleno junio prácticamente éramos Javier y yo los únicos. Es una especie de pueblito de bosque en el mar, cosa super contrastante para mi que vengo de un lugar en donde las playas son con palmeras y arena blanca.

Este lugar está a solo 3 horas y media de la Capital Federal, pero hay otros que están a solo minutos del centro!!. A veces la ciudad nos consume tanto que ni cuenta nos damos de lo mucho que necesitamos un descanso. Si no puedes viajar, ve a una plaza, a una reserva. En la ciudad cada vez hay mas areas verdes para que bajes un cambio, aprovéchalas!

 

Una caribeña en el Pacífico!

La semana pasada tuve el hermoso placer de conocer el océano pacífico. El año pasado viajé a Chile pero solo estuve en Santiago. En esta oportunidad no me perdí conocer las ciudades de Viña del Mar y Valparaíso. Dos joyas de sudamerica que por fin puedo tachar de mi lista de lugares por conocer.

Valparaíso, pintoresca! Única y especial. Obviamente fuimos a la casa de Pablo Neruda y me enamoré de su hermoso jardín. Mucho color, mucho arte y muchísima cultura. Me encantaron sus murales, sus artesanías, su vida!

Luego fuimos a Viña del Mar que tan solo está a un par de cuadras. Ahí fue donde me enamoré realmente. Hermosa ciudad. Perfecta para vivir. Me enteré que le dicen también Ciudad Jardín y tiene ese pacifico increíble que hipnotiza al mirarlo.  Definitivamente para volver! Gracias otra vez Chile por tu hermosura, aunque no entienda tu tonada amo tu gente!